fbpx

POR: SUMACA

Yace inerte nuestro nonato amor, en el mismo lugar donde lo imaginé, en el lado derecho de la cama,
donde te vi desvanecer, de donde robaste 10 min de la realidad.

Muerto, ya hiede, inundando mi estancia.

El último esfuerzo por no ahogarme en tu baho y perderme con tu muerte, así será este corto verso,
que escribo aunque no te conozca, aunque me desconozcas;
aunque estés sin vida, como este amor.

La parca es caprichosa, no avisa;
siempre duele y te deja con ilusiones podridas y pesadillas hechas de hermosos sueños;
hablo de la vacuidad como lo haría del amor, sin pasión por la amargura de tu ida, aunque nunca te quedaras.

Un amor nonato no merece el dolor que causa, la oscuridad que deja en el cuarto de una amante que clausura con cortinas negras la luz del mismo sol…
Un nonato amor es el silencio de no poder llorarlo,
¿Cómo llorar a quien nunca ha existido? ¿Cómo escribes su esquela? ¿A qué tumba llevarás flores?

Ahora es el tiempo de cambiar el colchón donde no quisiste estar, de quitar de las sábanas el olor a tristeza y terminar las exequias con una canción… que dure por siempre.

48 thoughts on “Réquiem”
  1. I am glad for writing to make you know what a nice encounter my wife’s girl had studying your web site. She mastered several pieces, which include what it’s like to possess an awesome helping nature to let other individuals very easily know precisely some problematic subject matter. You truly exceeded people’s expectations. Thank you for presenting these practical, trusted, informative and in addition fun tips about this topic to Kate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.